El sexo no es complicado con las chicas de Valencia Citas

El sexo es complicado. Súper complicado. Incluso cuando pensamos que estamos haciendo algo bien puede salir horriblemente mal en un instante, sin saber nunca lo que pasó. Creo que es por eso que el sexo es tan intrigante, no sólo físicamente (obviamente) sino emocionalmente. Es emocionante cuando estás en una relación con alguien en quien realmente confías y eres capaz de ponerte a prueba y superar esa delgada línea de riesgo y vulnerabilidad.

Cuando estás dispuesto a poner en práctica tus ideas obtienes algunas experiencias increíbles. O algunas experiencias realmente terribles. ¿A veces ambas cosas?C

He notado que las historias de contradicciones se han convertido en un tema de mi semana. He oído historias hilarantes sobre grandes movimientos sexuales que salieron mal, y tuve una experiencia personal sorprendente de movimientos sexuales fuera de los límites que en realidad resultaron no ser tan malos. Todavía no he decidido si es una casualidad completa o el resultado de demasiadas copas de vino.

Como entrenador de nutrición a menudo le digo a la gente que lo que es increíblemente saludable para una persona puede ser la raíz de los problemas de salud de otra persona. “El placer de una mujer es el veneno de otra.” Eso suena tan cierto para el sexo también. En particular, creo que hay algunos actos sexuales muy controvertidos que pueden sentirse tan bien, a menos que empiecen a salir tan mal…

El sexo duro, hablar sucio, los besos en la boca…

Escucho quejas de mujeres todo el tiempo sobre el sexo duro. Es la experiencia sexual más odiosa que ciertas mujeres pueden tener. Cuando empiezas a bombear después de un poco de juego previo obligatorio esto puede ser incómodo y doloroso si la mujer aún no está preparada. Sin embargo otras mujeres prefieren el sexo duro, rápido, sudoroso y un poco porno. Igual ocurre con las palabras sucias durante el acto sexual.  Para algunas mujeres no hay nada más sensual que alguien hablándole con voz sexy y grave y diciéndole las cosas que le quiere hacer, cómo y cuantas veces. Pero para otras esta forma de hacer el amor puede ser despreciable. Igual ocurre con los besos en la boca con lengua, que pueden ser muy suculentos para algunas mujeres y poco atractivos para otras.

Satisface tus fantasías con las chicas de Valencia Citas

Todos estos problemas en no saber qué cosas puedes hacer o le gustarán a la mujer se acaban si estás con una de las chicas de valenciacitas. Unas chica de valenciacitas no es una primera cita a la que no conoces y no sabes qué le gusta; y no es tu pareja de toda la vida a la cual sabes que no le gustan algunos actos que a ti te agradaría practicar. Con las chicas de valenciacitas hablas primero sobre lo que te gusta y ella te explica si ese servicio lo practica o no. Si no lo hace puedes buscar otra chica a la que ese servicio le guste o lo considere adecuado. Con ellas no tienes problemas de vergüenza al hablar de sexo, los dos como adultos sabéis lo que cada uno ofrece y está dispuesto a hacer. Tan solo has de ser consciente que cada una de las chicas de valencia citas es una mujer individual y que hará los servicios que ella desea ofrecer y es algo que debes acatar.

Si algo que te gusta hacer, por ejemplo griego, no lo hace una chica, busca otra que ofrezca ese servicio. Y si lo que te gusta hacer no lo hace ninguna chica… tal vez seas carne de psiquiatra.