Para las chicas de Valenciacitas eres sexy

Todos podemos estar de acuerdo en que cada uno de nosotros es sexy a su manera. Con más de 6 billones de personas en el planeta es seguro que alguien en algún lugar de este recóndito planeta se sienta atraído por nosotros. Aún así muchas veces nos obsesionamos con entender cuales son las tendencias en sensualidad y en intentar gustar a una persona (muchas veces la esposa) que no nos hace caso.

Pero bueno no nos vengamos abajo. Porque para las chicas de Valenciacitas nosotros somos los más sexys del mundo. Hay chicas que son excitadas por cuerpos fuertes. Hay otras que encuentran irresistibles las botas militares y la cintura ancha. Hay chicas bajas que quiere hacer el amor con gente alta. Hay chicas que no puede evitar enamorarse de los nerds. Todo el mundo tiene un tipo. La mayoría de la gente tiene muchos. No hay ningún rasgo sexual singular que te pre-califique para el amor. Incluso si eres fuerte, flaco, inteligente y divertidísimo, habrá personas que no se sentirán atraídas por ti. Lo siento.

Es imposible ser del tipo de todos. Va a haber personas que se preocupan por ti o incluso te quieren, y aún así no se sienten atraídas por ti. Incluso si eres guapo o impresionantemente guapo, no puedes serlo todo para todos. No significa que estés roto, o feo o que no te quieran. Sólo significa que una persona tiene un tipo que no eres tú. Y no es su culpa. Por lo que puedo decir, la atracción sexual es salvajemente irracional e impredecible.

Esto nos decía una amiga de blog: He salido con hombres que sobre el papel, eran todo lo que podía pedir: altos, guapos, brillantes, divertidos, hasta olían muy bien. Pero no quería besarlos. Lo intenté, pero no pude. También he sido “zonificada como amiga” más veces de las que cuento por hombres que juran que me quieren, pero que no quieren arrancarme la ropa. Es difícil no tomarlo como algo personal. Como ves, esto de ser sexys para todos es imposible, para ambos sexos.

¿Imposible? No si vas a ver a una de nuestra chicas de Valencia Citas. Ellas te van a hacer sentir el hombre más sexy y deseado del mundo. Y no tendrá que cambiar como eres para gustar, solamente ser respetuoso en el trato, como cualquier persona bien educada. Es tentador querer cambiar tu aspecto y tus intereses para adaptarte al tipo de otra persona. Demasiadas personas pasan una primera cita (o los primeros años de una relación) tratando de olfatear las predilecciones de su pareja y cambiar de forma a lo que creen que su pareja quiere que sean. Aunque esta habilidad es impresionante, es fácil perderse en un constante cambio de personalidad. Y normalmente no tiene sentido. Como cualquier película adolescente de los años 80 demostrará, la gente es lo suficientemente intuitiva como para ver a través de la ilusión ligeramente velada y son inmediatamente apagados por la artimaña. Nada es tan poco sexy como la deshonestidad.

Con las chicas de Valenciacitas te sentirás bien otra de vez de nuevo. Y ¿sabes cual será el premio? Te vas a ver alegre, contento y confiado. Y quizás esa persona que te gusta y que no había reparado en ti… ahora te mire con otros ojos.